1.11.09

Como pasan los años.

Hola, tengo 16 años y cumplo otro año el próximo 12 de abril.

Una vez dicho esto, les paso a comentar mi anécdota.

En mi colegio, todos los años se hace una especie de simulacro de un centro de estudiantes. Digo simulacro, porque está todo manejado por los directivos.
La cuestión es que, este año, unos amigos y yo nos postulamos para centro de estudiantes, y fuimos la propuesta más votada. Una de las acciones que realizamos fue un torneo de fútbol entre el colegio para recaudar fondos, cobrandole entrada a cada jugador.
Pero todo esto no tiene importancia, lo importante es que cuando estaba cobrando a los alumnos de primer año (Tienen 12 o 13 años), uno de ellos me dijo "¿SEÑOR, tiene cambio de 10?".

A ver si nos entendemos pendejo de mierda, tengo solamente 16 años!!. No me podés decir señor LA RE PUTA QUE TE PARIO!!!!

Bueno, esa era mi gran e importante anécdota (Una cagada, pero en el momento me causó mucha bronca)

Una pregunta para pensar: ¿Cuándo se deja la pelotudez y se cae en la seriedad de ser un señor?

9 comentarios:

Hermana de SDU-7 dijo...

Yo siempre digo Señor/a, depende del género. Son divertidas las caras de la gente. JAEIOJAEOIJEAOIAE, un día me van a cagar a palos.

Gonza93 dijo...

jjaja es muy probable.... muy probable...

Flavio dijo...

Yo tengo 21 y sigo siendo un pendejo pelotudo. No sé si eso responde a tu pregunta, pero en fín...

Tomás Münzer dijo...

La pelotudez uno no la deja nunca, lo que pasa es que llega cierto momento de tu vida en que pasás a ser un señor pelotudo, ojo, no es poca cosa.

mai dijo...

no hay derecho a hacernos sentir tan viejos siendo tan jóvenes ---- no quiero imaginarme lo qe nos dirán cuando pasemos la barrera de los 30 ... :O

Hermana de SDU-7 dijo...

Y bueh, una vez, una piba creyó que era una señora. La chica era más grande que yo.

Gonza93 dijo...

Tres opciones:

1. Estás muy baqueteada.
2. Lo hizo jodiendo.
3. Es una estúpida.

Hermana de SDU-7 dijo...

La 1 y la 3. Dudo que haya tenido la suficiente inteligencia para hacer ese tipo de joda, pero me cagué de risa.

Ale dijo...

Como bien dijo Tomás Münzer, para entrar en la categoría de "señor" no es condición sine qua non dejar de ser un pelotudo. Si no me creés, prendé la tele.